Monitor gaming vs normal: cuál es la diferencia
Consejos

Monitor gaming vs normal: ¿cuál es la diferencia?

Si quieres comprar una pantalla debes tener en cuenta, la siguiente pregunta: monitor gaming vs normal: ¿cuál es la diferencia? ¿Esto por qué? Pues los monitores para los jugadores tienen características diferentes para que la experiencia visual y desde el punto de vista de rendimiento sea efectiva.

Algunas personas mantienen el criterio de que las pantallas gaming con más de 200 Hz (las cuales son las preferidas de los jugadores), solo tienen un impacto comercial donde el marketing lidera. Sin embargo, las pantallas gaming necesitan de mayores hercios para asegurar competiciones de calidad. Esta característica solo es una de varias que diferencian los monitores gaming de los monitores normales.

Características de los monitores gaming

Si eres un jugador virtual, que suele pasar muchas horas frente al monitor y hacer competiciones frecuentes, es evidente que necesitas un monitor profesional que ayude a lograr tus objetivos. Debes tener en cuenta la potencia, los tiempos de respuesta, la tasa de refresco, resolución, entre otros elementos. Principales características de los monitores gaming:

  • Una mayor frecuencia de refresco

Si quieres un monitor gaming, debes asegurarte de que la frecuencia de refresco sea mayor a 60 Hz. De esta manera tus ojos se adecuarán fácilmente a las secuencias de juego que estés realizando. La fluidez se percibe casi de manera natural y efectiva. Sin embargo, si quieres mejorar la experiencia, puedes optar por una pantalla con una frecuencia de refresco entre los 120 a 144 Hz.

  • Input lag

Esta característica es importante para todos los gaming, pues mide el tiempo que tarda un monitor en mostrar una imagen al espectador. Esto se mide desde que se genera la imagen en la tarjeta gráfica, impulsado por una acción, tal como mover una tecla, o algo parecido. Esta característica no es fácil de considerar, aunque en los monitores normales suele ser más lenta.

El retraso no solo suele evidenciarse en la respuesta del monitor, sino, en otros elementos como el ratón, el teclado, sistema operativo o tarjeta gráfica.

  • Mayores tecnologías para un buen desempeño

Los monitores gaming gozan de tecnologías como AMD FreeSync y G-Sync. Estas opciones son llamadas de refresco porque sincronizan el refresco del monitor en hercios, con el FPS (Fotogramas por segundo), que la tarjeta gráfica se encarga de renderizarlos. La tecnología FreeSync es de implementación libre, mientras que G-Sync es propiedad de Nvidia, el cual es líder en computación de inteligencia artificial. Esto permite un mayor rendimiento para los juegos.

  • Tecnología Flicker-Free

La tecnología Flicker-Free es una de las características principales de los monitores gaming, y se encarga de eliminar el parpadeo. Esto, disminuye notablemente la fatiga ocular. Muchos productos suelen decir que tienen este tipo de tecnología, aunque no es del todo cierto. Debes asegurarte de que cumpla con lo que se promete en el empaque de la pantalla.

  • Curvaturas

La mayoría de los monitores curvos son especializados para los gaming. Permiten un mejor ángulo de visión durante el proceso de juego. Asimismo, se une una característica especial que también pueden tener los monitores normales, y es la ausencia de marcos, para ampliar aún más el campo de visualización.

  • Mejores tiempos de respuesta

Si eres jugador debes comprar un monitor gaming con tiempos de respuesta menores a los 5 milisegundos. Esto garantiza un mejor rendimiento para los contenidos multimedia. Los monitores normales suelen tener tiempos de respuesta superiores a los 5 milisegundos, mientras que las pantallas especializadas pueden llegar a 1 milisegundo.

Conclusión: diferencias entre monitores gaming vs normales

Los monitores gaming no solo son más costosos por una mera estrategia de marketing, sino, que ofrecen características que son necesarias para que un jugador pueda tener un excelente rendimiento frente a la pantalla.

Los equipos estándar carecen de elementos necesarios para la calidad de las competiciones, como pueden ser: tasas de refresco inferiores a los 60Hz, diseños no ergonómicos con marcos delgados, tecnologías para evitar fatigas visuales, poca resolución, entre otros. Los monitores gaming son de alta gama y contienen puertos como HDMI o DisplayPort.

Estas son algunas de las diferencias que separan un monitor gaming de una pantalla normal. Todo depende de tus necesidades. Además, influyen las actividades que realizarás con el monitor.